Retóricas sobre Malvinas: parodias, realismo e ideología :: REVISTA Ñ :: por IVANNA SOTO


Retóricas sobre Malvinas: parodias, realismo e ideología
A treinta años del fin de la guerra de Malvinas, seis obras ponen en escena la contienda bélica con textos propios y ajenos y diferentes estéticas y miradas. Un recorrido por las propuestas.

POR IVANNA SOTO

El género bélico no abunda en el teatro; sus despliegues escénicos suelen verse mejor representados en una pantalla de cine. Sin embargo, en correlato con los treinta años de la guerra de Malvinas, el teatro independiente porteño adaptó el género bélico a sus posibilidades para producir diversas imágenes: un montaje político sobre la guerra y sus consecuencias.

En Buenos Aires se puede ver media docena de obras ligadas al tema. Cuatro de ellas vuelven sobre la época, 1982: Piedras dentro de la piedra, Los tururú, Queen, Malvinas y ¡Hundan el Belgrano! –la única que lo hace desde el punto de vista inglés; mientras que 1982, obertura solemne e Islas de la memoria. Historias de guerra en la posguerra retoman lo acontecido desde una perspectiva actual. De este modo, Malvinas se reconstruye de múltiples formas: realista, imaginada o paródica. A través de enfoques más o menos críticos, las obras exhiben su mirada política sobre la contienda.

¿Una vuelta a la política?

Las efemérides siempre generan adscripción, pero esto que ocurre ahora no pasó en los ’90. Hay un cambio en el estado del arte del teatro y una progresiva toma explícita de posición respecto de los diversos acontecimientos políticos. “Volvió a aparecer la posibilidad de recuperar cierto discurso ideológico más fuerte en el teatro contemporáneo”, evalúa Federico Irazábal, quien junto a Ana Durán codirige la revista teatral Funámbulos. Para él, la política volvió a escena para constituir lo que denomina una dramaturgia antiposmoderna –en oposición a la que se dio durante el menemato.

Además, la tendencia está anclada en una coincidencia generacional. La mayoría de estos directores no supera los 40 años. “Tiene que ver con una cuestión: de repente tenemos la edad suficiente como para hablar sobre lo que vivimos de chicos con cierta madurez”, explica Claudia Marocchi, directora de ¡Hundan el Belgrano!, del inglés Steven Berkoff. “Hay que ver cuál es el rol que ocupa cada uno desde el teatro ante este tema. Tiene que ver con mi historia, con mi familia, mis familiares excombatientes”, agrega Diego Quiroz, director de Los tururú y codirector de 1982, obertura solemne.

Del lado de acá

En detrimento de la acción y el espectáculo del cine, no hay secuencias de combate y son las escenas intimistas las que ganan la partida. Piedras dentro de la piedra, de Mariana Mazover, y Los tururú, no sólo comparten la inspiración, ambas son versiones libres inspiradas en fragmentos de Los pichiciegos que imaginó con certeza el legendario Rodolfo Fogwill, sino también el enfoque temporal que sitúa los hechos durante la guerra de Malvinas. Fogwill escribió Los pichiciegos en 1982, cuando la guerra todavía no había terminado. Treinta años más tarde, ese movimiento es irrecuperable, porque se trabaja sobre algo que el espectador ya tiene en su capital. “Me interesaba simplemente contar esas vidas y tratar de encontrar una situación de cotidianeidad. Mostrar cómo esas situaciones que de afuera resultan tan tremendas, se naturalizan, y que en realidad la relación no es con la muerte, sino con la vida. La muerte se cuenta sola”, afirma Mazover.

Piedras dentro de la piedra no responde al registro historiográfico: con mujeres y niños cargando fusiles, Mazover interviene el universo con personajes femeninos y amor adolescente. Así, recrea las últimas horas de un grupo de desertores. “Me interesaba desmontar la noción de desertor. Acá, el desertor no es el traidor, sino aquel que no está dispuesto a participar de una masacre en nombre del honor”, explica Mazover, que se permite la ironía y el humor en situaciones no habituales, y así, funciona como contralenguaje para romper una estética de despojos. Donde el sentido común y el acervo de películas estadounidenses instauró tragedia y conciencia, Mazover pinta inocencia e inconciencia en un grupo de soldados que no tiene muy en claro por qué está donde está. “Partimos del lugar de que juegan a la guerra pero que el sustrato es que no tienen entrenamiento”, cuenta.

(…)

Teatro y política

“Lo político tiene que ver con poner en relación con la práctica artística el concepto de ideología de producción. Cada obra tiene una ideología de producción, un sistema desde el cual se produce y un sistema desde el cual se piensa”, asegura Federico Irazábal.

Hoy Cristina hablará ante el Comité de Descolonización de la ONU y ocho representantes de la población de las islas enviados a Nueva York para defender su autodeterminación. Pasaron treinta años, la herida sigue abierta y aún no se llegó a una resolución, aunque ya lejos del entusiasmo primero por lanzarse a combatir y el posterior ocultamiento del resultado, ya no se encubre la derrota, sino que se dibuja con lápiz grueso la sinrazón de cualquier guerra. Esto llega, claro, al teatro. “Tenemos cosas para decir y hacemos teatro. Hay gente que hace un movimiento popular, gente que hace TV, que hace música, nosotros teatro”, plantea Fiks. “Considero que es un aporte a la conciencia colectiva, porque para un reclamo por la soberanía, necesitamos revisar cómo es nuestra historia”, agrega Quiroz. “Para mí la dimensión del espectador y qué movimientos subjetivos le quiero provocar es parte de la reflexión dramatúrgica de la dirección. Teatro se hace para los otros y con un sentido de algo, que en mi caso no es entretener”, asegura Mazover.

Lejos de entretener, en cada una de estas obras, cada director expone su nueva lectura subjetiva y generacional sobre este hecho nefasto que marcará para siempre la historia argentina.

nota completa: http://www.revistaenie.clarin.com/escenarios/teatro/Guerra-Malvinas-Teatro_0_718728356.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s