Pichis fuimos todos :: por Leticia Martin :: El Circuito de Teatro

Piedras dentro de la piedra
Pichis fuimos todos
por Leticia Martin

Rodolfo Enrique Fogwill (1941) escribió Los Pichiciegos durante la guerra de Malvinas. Nunca estuvo en el suelo insular, ni sabía cuál iba a ser el resultado de la guerra. Sin embargo y pese a ello, describió con una imaginación a prueba de Julio Verne cómo era el terreno, el frío, la supervivencia y los conflictos subterráneos de los soldados argentinos. Treinta años después Mariana Mazover (1979) hizo lo propio. Puso a seis actores a improvisar sus relaciones a partir del texto de Fogwill y montó Piedras dentro de la piedra, una versión libre de Los Pichiciegos para conmemorar los treinta años de la guerra.

¿Cómo surge la idea de hacer una obra sobre el libro de Fogwill?

Leí Los Pichiciegos hace más de diez años. La novela me fascinó, y la idea de trabajar en teatro ese material me quedó pegando vueltas. Cuando empecé a dirigir, me volvió a picar el bichito, y con la noticia de la muerte de Fogwill me decidí. Es difícil explicarlo, pero mientras leía las necrológicas buscaba compulsivamente sus poemas en la web. Comencé a imaginar las posibilidades, tiempos y formas. Volví a leer la novela desde la dramaturgia, descubrí algunos elementos que me permitían organizar el trabajo, la potencia sensorial de sus imágenes, y la exquisitez de la poética del lenguaje. Entonces me dije: tiene que ser una investigación colectiva, y convoqué a un elenco de actores con los que tenía ganas de trabajar.

¿De qué modo afrontaron ese trabajo?

Primero nos vimos en la obligación de hacernos algunas preguntas en relación a la Guerra. Trabajar con Los Pichiciegos implicaba eso. Con el correr del tiempo, y al volver a investigar aquella guerra demencial, creció mucho la necesidad de hablar de Malvinas. La escritura está siempre atravesada por la pregunta sobre “la voz”. ¿A quién se hace hablar? ¿Qué voces han sido o son expulsadas de la superficie discursiva de lo social? ¿Qué se puede hacer ingresar al campo de lo representable, y lo decible? En esa reflexión sobre la esencia poética de Los Pichiciegos y el redescubrimiento de la necesidad de hablar de Malvinas, nos peguntamos todo. Por los sobrevivientes, por los muertos, por el modo en que la guerra nos atraviesa incluso a los que no la vivimos desde adentro. Así nació Piedras dentro de la piedra.

¿Cuánto tiempo llevó montarla y estrenarla?

Para mí el trabajo comienza cuando se empieza a investigar, a acopiar imágenes, interrogantes, textos, anécdotas, información; y que en general eso es bastante tiempo antes de comenzar el trabajo con el elenco. Yo trabajé varios meses sola, leyendo mucho material, buscando fotos, aislando preguntas, despejando qué aspectos de la guerra me interesaba abordar, pese a que la guerra sea inabordable. En diciembre de 2010 convoqué al elenco y les di una pila de material para leer en el verano. Comenzamos a ensayar en marzo 2011. Durante dos meses trabajamos la construcción de los personajes y la configuración del universo. En mayo del año pasado me senté y escribir la obra. A fines de junio tenía una primera versión. Retomé con algunos ensayos para probar el texto, y en noviembre terminé de corregir. Los ensayos definitivos empezaron en febrero de este año. Nos juntamos todos los días, de lunes a viernes, y estrenamos en abril. Te diría que es más el material que descartamos que el que quedó en la obra. Pero así es esto.

*

Los Pichiciegos es la historia de un grupo de soldados que desertaron y están tratando de sobrevivir en un pozo, debajo de la tierra, mientras arriba sucede la guerra. El mayor desafío de estos pichis es conseguir comida, agua, cigarrillos y polvos químicos para disecar las excreciones de su cuerpo. El relato se cuenta a través de la desgravación que un sobreviviente le hace escuchar a un escritor, en apariencia el mismo Fogwill. La guerra es tan secundaria en la novela como en la Argentina de 1982, es el último coletazo de una dictadura que ya no sabe qué hacer para permanecer en el poder.

*

En el bar del Teatro La Carpintería donde se presenta Piedras dentro de la piedra Mariana Mazover me cuenta cómo trabajó la transposición del texto literario al texto dramático. “Mi objetivo no era producir una adaptación de la novela, de hecho existen distancias muy significativas entre una y otra. Lo que sí tomé fue el universo del soldado desertor, para interrogarlo desde nuestra sensibilidad. Yo tenía aislados algunos ejes temáticos como el honor, el miedo, y el discurso patriótico que nos los llevó a todos hasta ahí. Nunca intenté reproducir la moral o la lógica de los personajes de la novela, sino sólo descubrir cómo esos temas se desplegaban a partir del imaginario que cada actor desplegaba en torno a la temática de la guerra. Al mismo tiempo les pedí a los actores que aislaran ellos mismos los fragmentos que consideraran significativos. En ese cruce dialogamos con Los Pichiciegos. El texto final de la obra Piedras adentro de la piedra es de mi autoría; pero surge de los núcleos narrativos de Fogwill, y hasta tiene algunos monólogos que son reelaboraciones de fragmentos de Los Pichiciegos. En este sentido tengo que destacar la enorme generosidad de los herederos de Rodolfo Fogwill para con mi trabajo. Ellos me autorizaron el trabajo con la obra – los derechos – y en ningún momento objetaron algo. La verdad es que pudimos trabajar con absoluta libertad, y eso es maravilloso.”

*

Piedras dentro de la piedra es también el subtexto de una guerra idiota, fallida y absurda. Sucede en el espacio imaginario de una especie de madriguera a la que se accede por un tobogán, y sólo si se conoce una contraseña. “Alta en el cielo”. Los problemas de la comunidad desertora son los mismos que los que tienen los personajes de Fogwill, pero el cambio más significativo que introduce Mazover, es la existencia de mujeres en la guerra. Olga y Mabel organizan los lazos sociales del grupo, que en algún momento los espectadores pueden leer como lazos familiares. Por supuesto prima entre ellos el instinto de supervivencia, pero es en función de la existencia de la mujer en el conflicto que se termina de conformar La comunidad. Cuando aparece Olga en la madriguera, posible amenaza para todos, Mabel se impone y consigue que se quede. “Juntos, dice Mabel, de acá nos vamos a ir todos juntos”. Con una valoración positiva para el género, la mujer interviene en el ámbito masculino de la guerra y suaviza los aspectos trágicos de una historia que todavía nos es difícil digerir. Nuestros soldados, en la obra de Mazover, comen cáscaras de naranja, mueren de frío, defecan en dos latas, negocian cigarrillos, se roban entre ellos, y son capaces de matar por defender su vida. Contar una historia como ésta, tan vigente, tan insensata e irresuelta, no hubiera sido posible sin el tono humorístico que en varios momentos aliviana las situaciones y propone las contradicciones más humanas. Hay que destacar las actuaciones de Laura Lértora, Hernán Lewkowicz y Alejandro Lifschitz que logran dejarse atravesar por la historia de sus personajes consiguiendo altos momentos de emoción.

*

Una función con invitados especiales

Como contrapartida a los años de silenciamiento nacional, la obra propone un debate abierto al público, que se realiza una vez por mes, una vez finalizada la función. El viernes 15 de Junio el invitado especial fue Hugo Sánchez, ex, ex combatiente.

Hugo es escritor, y acaba de presentar el libro Brilla tú, borracho loco, [Editorial Garrincha Club] prologado por el poeta y narrador Pedro Mairal. Acompañado por sus inseparables amigos Nono, Pipo y Toni, también ex ex combatientes, respondió a las preguntas del público, e intercambió impresiones y posturas, además de explicar por qué se autodefinen así. “Sin las armas, el uniforme correspondiente y sin las condiciones apropiadas, no se puede decir que hayamos sido soldados”.

…………………

Piedras dentro de la piedra
actúan: Alejandra Carpineti, Mariano Falcón, Laura Lértora, Hernán Lewkowicz, Alejandro Lifschitz, Sebastián Romero.
dramaturgia y dirección : Mariana Mazover
funciones : Viernes 23 hs. teatro: La Carpintería

LINK: http://elcircuitodeteatro.com.ar/critica.php

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s